lunes 15 de octubre de 2018
Edición Nº308
Actualidad » 3 ago 2018

Derechos Humanos

Nieto 128: “La restitución de 42 años de un amor no vivido”

Abuelas de Plaza de Mayo anunció hoy la restitución del nieto 128. Se trata de Marcos, nacido en Tucumán hace 42 años e hijo de Rosario del Carmen Ramos, quien se encuentra desaparecida.


Por:
Martina Jaureguy

La emoción por un nuevo nieto recuperado llenó de calidez el clima frío gris en el mediodía de este viernes, en la sede de Abuelas de Madres de Plaza de Mayo. Allí, la presidenta de la organización, Estela de Carlotto, anunció en una conferencia de prensa el hallazgo del nieto número 128, Marcos Eduardo Ramos, hijo de la desaparecida Rosario del Carmen Ramos.

 

Junto a Carlotto estuvieron presentes Camilo e Ismael, los hermanos mayores de Marcos. Mientras tanto, este jueves se produjo el emotivo reencuentro entre ellos tres, después de 42 años sin verse.

 

“Ha sido todo muy rápido, un choque de emociones que todavía estamos procesando. Hemos podido conocer parte de él, hemos sido curiosos, preguntamos un montón de cosas. Hemos sido como un trío de niños, es como empezar de cero. Queríamos conocer su historia en 20 segundos, pero es imposible”, contó Camilo en la conferencia en la que estuvo presente Radio Jauretche. Ismael lo resumió en pocas palabras: “Fue fabuloso”.

 

 

 

En agradecimiento a Carlotto y todo el equipo humano que acompañó y logró el encuentro con su hermano, Camilo indicó que les permitieron conocer parte de su historia a través de Marcos y que, gracias a su trabajo, están armando su “álbum” familiar.

 

“Mucho se habla de la restitución de una persona; para mí, es la restitución de un amor no vivido, 42 años de amor no vivido. Y esperemos que nunca más”, remarcó de manera contundente.

 

“No puedo procesar la inmensa felicidad que encierra este gran encuentro que hemos tenido con Marquitos. Yo hoy puedo ver a mis hijos, que son acariciados por mi esposa, y les digo ‘qué dichosos que son’, porque tienen el amor de la mamá, el cual nosotros no hemos podido disfrutar. En estos momentos daría cualquier cosa por un abrazo de mi mamá”, agregó, conmovido.

 

Ismael, por su parte, mostró una foto en blanco y negro en la que se veía a una mujer abrazada a dos niños. Eran los dos hermanos mayores, cuando Marcos todavía no había nacido. “Este es el único documento vivo que tenemos de nuestra mamá, no tenemos absolutamente más nada”, contó. Su historia, dijo, la pudieron conocer sólo a través de Abuelas.

 

Rosario, oriunda de El Diamante, Santiago del Estero, era una activa militante del PRT, y fue secuestrada durante un operativo en Tucumán en noviembre de 1976, cuando Marcos tenía 5 meses. Era la segunda vez que la secuestraban, pero, esta vez, “partió con destino desconocido en un Ford Falcon blanco” y nunca más se supo de ella, contó Carlotto.

 

 

Sus hijos sufrieron distintos destinos: Camilo, en ese momento, se encontraba con su padre, pero Ismael y Marcos fueron llevados a una casa quinta en Tafí Viejo. “Esa fue la última vez que Ismael vio a su hermano menor”, remarcó Estela. El chico finalmente pudo escapar y encontrar a su familia, pero nunca más supo de su mamá, que sigue desaparecida, ni de Marcos, hasta ahora.

 

En este marco, tanto los familiares como la representante de la organización remarcaron la importancia de “seguir la lucha” y de no dudar en aportar cualquier dato que pueda ayudar a devolver la identidad a los nietos apropiados. 

 

"Como ven, somos poquitas Abuelas acá, somos cuatro. El resto ya no está, o está enfermita. Pero con nuestro equipo incansable de jóvenes que nos ayuda a seguir caminando, mientras tengamos vida seguiremos buscando a los centenares de nietos que aún faltan", cerró Estela.

 Martina Jaureguy, alumna de la Facultad de Ciencias Sociales y colaboradora de Radio Jauretche.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS