martes 16 de octubre de 2018
Edición Nº309
Actualidad » 1 jun 2018

Universidades

"Estudié en una universidad del conurbano"

Las críticas de rectores, docentes y estudiantes universitarios que salieron al cruce de los dichos de la gobernadora María Eugenia Vidal en el Rotary Club contra las escuelas públicas bonaerenses tuvieron su correlato en las redes sociales, donde algunos desmintieron a Vidal con historias personales.


En contra de los prejuicios de la gobernadora, una becaria del Conicet, que se autodefinió como “docente en otras universidades conurbaneras”, contó: “Soy primera generación. Hija de una empleada doméstica sin registrar y de un remisero. Hoy estoy a punto de recibirme de Doctora en Comunicación”. Y así siguieron muchos más, politólogos, docentes universitarios y otros cientos de licenciados con títulos de primer grado en universidades públicas contaron sus historias. “Soy politóloga de la UBA. Mi papá es peluquero y mi mamá ama de casa. Ninguno terminó el primario. Estos comentarios me hacen llenar los ojos de lágrimas”, señaló una usuaria de la red social.

Otros, señalaron “el prejuicio de clase de Vidal” y sus dichos “en contra de toda noción de movilidad social ascendente". “Tuve muchos estudiantes nacidos en la pobreza. Recuerdo uno en especial que durmió durante meses en la calle para poder comenzar sus estudios”, resaltó el historiador Ezequiel Adamovsky.

Las estadísticas de las propias universidades ya contradecían a Vidal, dado que estas cuentan con porcentajes muy superiores de estudiantes que son primera generación de universitarios en sus familias respecto de los valores promedio del país. Por ejemplo, en la Universidad Nacional de La Matanza, el 94,2 por ciento de los estudiantes tiene padres sin estudios universitarios finalizados.

“La pueril falacia de la gobernadora es en realidad una ensayada articulación discursiva que busca en primer lugar erosionar a la Universidad Pública Argentina, y además excluir a ‘los pobres’ de su condición de sujetos del derecho a la educación superior, en un claro acto discriminatorio”, señalaron en un comunicado desde la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU). Allí, los profesores resaltaron que sus dichos van en línea con la decisión del Ejecutivo, de amenazar los logros en materia de educación con “su política de ajuste”.

“Que la gobernadora sepa que vamos a defender nuestro derecho a una universidad pública, gratuita y popular y el derecho de los y las bonaerenses a la vida cultural y el desarrollo económico que las universidades promueven en los territorios en los que se entraman. Al desprecio y cinismo de Vidal opondremos la solidaridad y la organización de lxs trabajadores y estudiantes universitarios con el conjunto del pueblo argentino”, concluyeron.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS